es
    DE ASUNTOS PÚBLICOS ARGENTINA

    Entre la pandemia y la brecha

    El jueves pasado el dólar financiero alcanzó los 172 pesos, un nuevo récord para la brecha cambiaria que todos los días es noticia en Argentina. Mientras tanto, el país se alcanzó el quinto puesto en el ranking mundial de contagios por COVID-19. De esta manera, la economía y la pandemia ponen al gobierno en una situación de la que es difícil salir.

    Con la expectativa de retomar la agenda positiva, el Presidente Alberto Fernández viajó el jueves a Vaca Muerta para anunciar un nuevo Plan Gas, acompañado por funcionarios, el CEO de YPF, el gobernador de Neuquén y la gobernadora de Río Negro. A través de esta iniciativa el gobierno persigue múltiples objetivos: disminuir la necesidad de importaciones, ahorrar dólares y promover el desarrollo económico local.

    Sin embargo, el endurecimiento de los controles sobre el comercio exterior y el acceso al mercado cambiario, ponen en duda la eficacia de estas nuevas políticas. Ayer a última hora, se conoció la Comunicación A 7138 del Banco Central, a través de la que se introdujeron nuevas restricciones a las importaciones.

    “La economía y la pandemia ponen al gobierno en una situación de la que es difícil salir.”

     

    Con este telón de fondo concluyó la visita relámpago de los funcionarios del FMI, el pasado domingo 12. Luego de reunirse con representantes del gobierno, el Congreso, el sector privado y el sindicalismo, el Fondo habría concluido que el gobierno no tiene control por sobre variables clave de la economía, como la inflación, el tipo de cambio y la emisión monetaria. De hecho, los representantes habrían solicitado que, para la próxima reunión a mediados de noviembre, el gobierno tenga listo un plan económico y unifique su vocero para las negociaciones. El electo para esta tarea habría sido el ministro Martín Guzmán.

    Así las cosas, Guzmán se enfrentará a la tarea ciclópea de estabilizar una economía que, según el propio FMI, terminará el año con una caída del 11,8% del PBI y en 2021 apenas se recuperará al 4,9%. De su éxito depende el futuro de la Argentina y su permanencia en la cartera de Economía.