es
    DE ASUNTOS PÚBLICOS ARGENTINA

    CFK: el lunes, un dia antes de que se cumplan 10 años de la muerte de Néstor Kirchner, la vicepresidenta Cristina Fernández difundió por Twitter una carta titulada “A diez años sin él y a uno del triunfo electoral: sentimientos y certezas”, la cual fue viralizada rápidamente en la misma red social.

     

      

    Macri: el viernes, el expresidente Mauricio Macri respondió a través de Twitter la carta que Cristina Kirchner había publicado el lunes, y negó contactos entre Juntos por el Cambio y el oficialismo y puso condiciones para sentarse una mesa de diálogo.

    Néstor: este martes, se cumplieron 10 años de la muerte del ex-Presidente Néstor Kirchner. En redes, lo homenajearon con los hashtags “#Néstor10Años” y “#NéstorVive”

     

    Guernica: luego de los incidentes en el desalojo de la toma de Guernica, ocurrido el día jueves, varios referentes del oficialismo se refirieron al tema y al actuar de la Policía bonaerense, incluido el Presidente Alberto Fernández.

     

     

    Sin duda el hecho más resonado, comentado y analizado de la semana, fue la carta abierta de Cristina Fernández de Kirchner. Este lunes, antes del aniversario de la muerte de su marido, la vicepresidenta publicó la misiva en su cuenta de Twitter. En el texto, Cristina habló de los funcionarios que no funcionan, llamó a un acuerdo entre todos los sectores políticos, económicos, mediáticos y sociales del país, afirmó que el que toma las decisiones es el Presidente y reconoció que la Argentina tiene una economía bimonetaria entre el peso y el dólar.

    El presidente Alberto Fernández, en público, minimizó la carta. Pero, de acuerdo a los trascendidos, en la Casa Rosada se interpretó como un ataque directo y desestabilizador. Aunque Alberto Fernández concuerda con Cristina Kirchner en que algunos miembros de su equipo siguen sin rendir lo suficiente, la opción por un cambio sustancial de gabinete estaría descartada. El presidente podría reemplazar a algunos ministros, pero de ninguna manera está considerando un relanzamiento de todo su gabinete.

    Al día de hoy, algunos de funcionarios más cuestionados son Matías Kulfas (Desarrollo Productivo), autor del libro Los tres kirchnerismos, Claudio Moroni (Trabajo), Marcela Losardo (Justicia) y Sabina Frederic (Seguridad).

    “Sin duda el hecho más resonado, comentado y analizado de la semana, fue la carta abierta de Cristina Fernández de Kirchner.”

     

    Mientras otros tambalean, el ministro de economía, Martín Guzmán parece haber pasado la prueba de fuego al domar las cotizaciones del dólar blue y el contado con liquidación. En los últimos días Alberto Fernández y su Ministro de Economía, Martín Guzmán, se reunieron con los principales empresarios argentinos en la Casa Rosada y la Quinta de Olivos. El Presidente escuchó a los empresarios y el Ministro presentó los lineamientos de la política económica y cambiaria del gobierno. Los empresarios que asistieron a estas reuniones fueron el dueño del supermercado Alfredo Coto, Roberto Urquia, de Aceitera Deheza, Marcos Bulgheroni, PanAmerican Energy, Luis Pérez Companc, Molinos Ríos de la Plata, y Paolo Rocca, Techint.

    Según se sabe, en esos encuentros reservados el ministro insistió en “medidas puente” para llegar a marzo de 2021 y comenzar las negociaciones con el FMI en noviembre. Además adelantó que no se solicitará ningún desembolso al FMI, pero que habrá dinero extra para fortalecer las reservas provenientes del Banco Interamericano de Desarrollo y del Banco Mundial.

    De esta manera, con las internas más expuestas que nunca, una pandemia que no cede y un ministro abocado en estabilizar el frente cambiario, el gobierno comenzará a transitar el mes de Noviembre. Largo ha sido hasta ahora el 2020 y largos serán los dos meses que restan para el 2021.

    Corría el año 301 D.C en el Imperio Romano, gobernado por el Emperador Diocleciano, que llevaba 17 años en el poder y que había heredado una pesada herencia. En ese año, el Emperador, acuciado por una depreciación de la moneda por emisión excesiva debido a un forzado incremento del gasto público para solventar los gastos militares, emitió el Edictum De Pretiis Rerum Venalium (Edicto de Precios Máximos).

    El edicto, que fue uno de los primeros controles de precios documentados de la historia, pretendía imponer un tope a los precios de más de mil productos, entre los que se encontraban alimentos, productos textiles, costos de transporte y salarios. Asimismo, se estableció la pena de muerte para los especuladores que incumplieran el edicto, a quienes se les acusaba de causar la inflación y se los ponía al mismo nivel de los bárbaros que amenazaban al imperio.

    El edicto, no solo no tuvo efecto ya que continuó el alza de precios, sino que generó un rápido desabastecimiento de productos en todo el imperio, mientras continuaba la emisión monetaria descontrolada. Al momento en que Diocleciano renunció al trono, 4 años después, el edicto cayó en desuso, y la dinámica económica dentro del imperio quedó alterada, con ciudades que habían dejado de comerciar y habían vuelto al trueque y con salarios que habían perdido gran parte de su poder de compra.

    La historia no se repite, pero rima. 1700 años después nos encontramos en un país con un Estado que estableció precios máximos desde marzo para un listado de productos alimenticios y hogareños, que tiene pisadas las tarifas de transporte y servicios públicos, y que, mientras tanto, emite 200.000 millones de pesos por mes o 9.000 millones por día para financiar el gasto público.

    La continuación del programa de Precios Máximos, que se extendería hasta el 31 de diciembre, propone un nuevo desafío para las empresas participantes, ya que, si bien con cada renovación se autoriza un cierto aumento de precios, estos no llegan a cubrir el alza de costos que no están regulados. Por otra parte, el atraso tarifario, que ya lleva alrededor de un año y medio, ya empieza a mostrar sus consecuencias: esta semana, el Secretario de Energía de la Nación, Darío Martínez, anticipó que habrán cortes de luz en el verano por “exceso de demanda”.

    La inflación suele ser un síntoma, no una enfermedad per se. Se la puede atacar de corto plazo con alguna medida o control, pero a la larga la falta de un programa económico consistente y creíble por parte del Gobierno dejará a las medidas sin efecto. El ritmo de emisión monetaria sin respaldo cada vez mayor aumenta el riesgo de dos variables: mayor inflación y desabastecimiento, en el caso de los bienes con precios controlados. El caso más evidente se observa con el dólar: un dólar con precio regulado es extremadamente escaso, mientras que un dólar sin control de precio, aumenta su precio prácticamente todos los días. Dos caras de una misma moneda.

    Día de la Lealtad: este sábado 17 de octubre se celebró el Día de la Lealtad peronista. Si bien falló la plataforma en donde se llevaría a cabo el festejo virtual, cientos de vehículos se movilizaron en caravana por las calles del centro porteño, entre Plaza de Mayo y la Plaza del Congreso.

    En Twitter, varios referentes se refirieron al encuentro. Por otra parte, el dirigente Luis D’Elia se viralizó rápidamente luego de compartir erróneamente una foto del banderazo 12O.

     


    Bolivia
    : este lunes se conoció la victoria de Luis Arce, candidato del MAS, en las elecciones presidenciales de Bolivia; con varios referentes de la política nacional publicando sus saludos por Twitter.

       


    Axel Kicillof
    : el martes, el gobernador Axel Kicillof fue trending topic, luego de confundir “barones” con “varones”.

    Hay una especie de cultura de machismo que parte de cosas tan básicas como de llamar a los intendentes o a los dirigentes del conurbano los varones del conurbano. Hay tantas referencias al machismo que, me parece, no hay que dedicarse a deconstruir, sino a demolerlo“, afirmó.

    Horas más tarde, desde la cuenta de Twitter del gobernador se intentó subsanar el error y explicar que se quiso decir en realidad que no hay “baronesas”. La diputada Gabriela Cerruti, por su parte, defendió al gobernador desde su cuenta de Twitter.

     

    Falcon: el jueves por la tarde y en el marco de la disputa por las tierras que la Dolores Etchevehere, hermana del ex ministro de Agricultura cedió a organizaciones sociales, la legisladora cordobesa Patricia De Ferrari twitteó preguntándose por los Falcon verdes para ‘impartir’ Justicia a la medida de Grabois”. 

    Aunque luego pidió disculpas por su expresión, el tweet se viralizó entre cientos de usuarios que repudiaron el comentario.

    Plan Gas: El presidente Alberto Fernández encabezó esta semana la presentación del Plan Gas desde el yacimiento de Loma Campana, situado en la localidad de Añelo, Neuquén, centro de la producción de gas y petróleo no convencional en la formación Vaca Muerta.

    Coloquio IDEA: los días 14,15 y 16 de octubre se realizó el 56° Coloquio de IDEA, este año de manera virtual fruto de la pandemia de coronavirus

    #12OctubreTodosAlaCalle: el lunes 12 de octubre desde las 17 se realizó un nuevo banderazo en todo el país contra el Gobierno Nacional. Con los hashtags #12OSomosLibres, #12O, #12Oyovoy y #todosperotodosalascalles, la convocatoria surgió para reclamar contra “una agenda clandestina” del oficialismo, “la impunidad para llevarse puestos a los jueces”, la crisis económica y el regreso a las aulas de los estudiantes.

     

    Jair Bolsonaro: este jueves, se volvió viral un tweet de Jair Bolsonaro en donde replica el cartel que sostiene una mujer en una foto y que dice: “Existe un modelo económico que consiguió lo imposible: Argentina sin carne, Venezuela sin petróleo, Cuba sin azúcar.

    El jueves pasado el dólar financiero alcanzó los 172 pesos, un nuevo récord para la brecha cambiaria que todos los días es noticia en Argentina. Mientras tanto, el país se alcanzó el quinto puesto en el ranking mundial de contagios por COVID-19. De esta manera, la economía y la pandemia ponen al gobierno en una situación de la que es difícil salir.

    Con la expectativa de retomar la agenda positiva, el Presidente Alberto Fernández viajó el jueves a Vaca Muerta para anunciar un nuevo Plan Gas, acompañado por funcionarios, el CEO de YPF, el gobernador de Neuquén y la gobernadora de Río Negro. A través de esta iniciativa el gobierno persigue múltiples objetivos: disminuir la necesidad de importaciones, ahorrar dólares y promover el desarrollo económico local.

    Sin embargo, el endurecimiento de los controles sobre el comercio exterior y el acceso al mercado cambiario, ponen en duda la eficacia de estas nuevas políticas. Ayer a última hora, se conoció la Comunicación A 7138 del Banco Central, a través de la que se introdujeron nuevas restricciones a las importaciones.

    “La economía y la pandemia ponen al gobierno en una situación de la que es difícil salir.”

     

    Con este telón de fondo concluyó la visita relámpago de los funcionarios del FMI, el pasado domingo 12. Luego de reunirse con representantes del gobierno, el Congreso, el sector privado y el sindicalismo, el Fondo habría concluido que el gobierno no tiene control por sobre variables clave de la economía, como la inflación, el tipo de cambio y la emisión monetaria. De hecho, los representantes habrían solicitado que, para la próxima reunión a mediados de noviembre, el gobierno tenga listo un plan económico y unifique su vocero para las negociaciones. El electo para esta tarea habría sido el ministro Martín Guzmán.

    Así las cosas, Guzmán se enfrentará a la tarea ciclópea de estabilizar una economía que, según el propio FMI, terminará el año con una caída del 11,8% del PBI y en 2021 apenas se recuperará al 4,9%. De su éxito depende el futuro de la Argentina y su permanencia en la cartera de Economía.

    Hoy termina una semana caracterizada por la incertidumbre económica. Si bien el gobierno nacional oficializó la reducción de las retenciones a las exportaciones agroindustriales, la lluvia de dólares esperada aún no ha llegado y la brecha cambiaria entre el dólar oficial y el blue superó el 100%, la mayor registrada desde 1989.

    Mientras esto sucedía, llegaba a Buenos Aires la primera misión del Fondo Monetario Internacional para comenzar a discutir un nuevo programa con la Argentina. En esta ocasión, no se trató de una visita de definiciones, sino una estadía relámpago de cuatro días, para escuchar los objetivos de política económica del gobierno, a los empresarios y del sindicalismo.

    Así las cosas, el presidente Alberto Fernández dijo a los medios que espera poder alcanza un acuerdo con el Fondo lo antes posible. Por su parte Kristalina Georgieva, Directora Gerente del organismo, declaró que el FMI no viene al país con la idea de mayores ajustes.

    “La lluvia de dólares esperada aún no ha llegado y la brecha cambiaria entre el dólar oficial y el blue superó el 100%, la mayor registrada desde 1989.”

     

    A pesar de estas buenas intensiones, el malestar con la política económica del gobierno se hizo presente en una reunión en una cena que tuvo lugar el pasado lunes en la Quinta de Olivos, donde referentes de la UIA le manifestaron al gobierno su preocupación por las crecientes restricciones cambiarias.

    De esta manera, en un escenario donde la economía no logra destrabarse y el gabinete presidencial es cuestionado por oficialistas y opositores, se hace necesario giro de timón; sea a través de un cambio de ministros o de políticas.

    Alicia Castro: a mediados de esta semana, trascendió que Alicia Castro, candidata a embajadora argentina ante Rusia, renunció a su postulación en desacuerdo con la “actual política” exterior del Gobierno, luego de que la Argentina apoyara el informe de Naciones Unidas para los Derechos Humanos sobre la situación en Venezuela.

    Alcira Figueroa: el miércoles, Alicia Figueroa fue trending topic luego de jurar como diputada nacional en reemplazo de Juan Ameri.

    Toma de tierras: esta semana, varios referentes del sector público se refirieron a las tomas de tierras en distintos puntos del país, incluida la ministra de Seguridad, quien declaró que su cartera “carece de competencia alguna para entregar o disponer de tierras

     

    Francisco Sánchez: el domingo, un tweet del diputado neuquino Francisco Sánchez se volvió viral, luego de citar un video de un gaucho con el comentario “Hombres varoniles y mujeres femeninas. Eso necesita nuestra Patria.

    Medidas del Gabinete Económico: este jueves por la tarde, el equipo de gabinete económico encabezado por Martín Guzmán anunció nuevas medidas para el sector financiero, agroindustrial, industrial, minero y de la construcción.

     

    Pobreza: esta semana, el INDEC informó que la pobreza subió cinco puntos y medio en un año y afectó a 40,9% de los argentinos en el primer semestre del año. Por otra parte, la indigencia golpea a un 10,5% de la población, mientras que el 56,3% de los niños menores de 15 años es pobre.

    Estos datos tuvieron gran repercusión en Twitter, con miles de usuarios refiriéndose al tema.

     

    Fake News: esta semana, trascendió que tanto Coca Cola como Fernet dejarían el país. Si bien las noticias se viralizaron y fueron trending topic, rápidamente ambas compañías desmintieron las noticias.

    Magario: el fin de semana, la vicegobernadora de la provincia de Buenos Aires, Verónica Magario, se volvió tendencia en redes sociales luego de publicar en Twitter un mensaje festejando el aumento de 10% del coeficiente de Gini, a pesar de que el mismo significa un aumento en la desigualdad en todo el país.

    Si bien poco después borró el tweet, las capturas de pantalla del mismo se replicaron entre los usuarios.

    Quino: este miércoles falleció el caricaturista Joaquín Salvador Lavado Tejón, más conocido como Quino, a los 88 años de edad.

    En Twitter, fue homenajeado por miles de usuarios, incluidos referentes del sector público nacional.

       

    Desde hace al menos dos semanas, la difícil situación económica del país ocupa el centro de la agenda política y mediática, mientras que la pandemia de coronavirus se ubica, como un decorado, al fondo del escenario.

    Por estos días, la Quinta de Olivos fue el lugar elegido por el presidente Alberto Fernández, para mantener las reuniones en las que se definía el futuro económico del país. El sábado 26 por la tarde, se reunió allí el equipo económico del gobierno, con la asistencia de Martín Guzmán, Miguel Pesce, Santiago Cafiero, Cecilia Todesca, Matías Kulfas, Felipe Solá y Gustavo Béliz. Los temas a discutir incluyeron las nuevas restricciones cambiarias y una serie de medidas para favorecer las exportaciones, que terminaron por anunciarse el jueves.

    Según informa hoy Marcelo Bonelli en Clarín, ese mismo fin de semana hubo reuniones y encuentros secretos en Olivos, entre Alberto Fernández y los principales empresarios de Argentina.

    El ministro Guzmán transita días clave previos a la misión que el Fondo Monetario Internacional enviará al país la próxima semana para analizar el plan económico del gobierno como parte de la negociación de la deuda. Julie Kozack (Subdirectora del Departamento del Hemisferio Occidental) y Luis Cubeddu (Jefe de la misión del FMI en Argentina) llegarán a Argentina el 6 de octubre. Se unirán a Trevor Alleyne, el representante residente del Fondo en Argentina, en Buenos Aires y comenzarán a participar en reuniones presenciales con varios líderes.

    La difícil situación económica del país ocupa el centro de la agenda política y mediática, mientras que la pandemia de coronavirus se ubica, como un decorado, al fondo del escenario.

     

    En este sentido y para aliviar la escasez de reservas del Banco Central, el ministro de economía anunció, junto con sus pares de Desarrollo Productivo y Agricultura, Matías Kulfas y Luis Basterra, una serie de medidas económicas para promover las exportaciones. Las mismas incluyeron la reducción de los derechos de exportación de los bienes industriales e insumos industriales, aumento del reembolso de las exportaciones, una reducción de los derechos de exportación de los metales y la reducción temporal de los derechos de exportación de la soja, entre otras.

    Así las cosas y, previo a la llegada el FMI al país, queda planteada la pregunta: ¿Serán suficientes las medidas del gobierno para llevar certidumbre y estabilizar la economía?. Por el bien de los argentinos y del gobierno, esperemos que sí.