es
    DE ASUNTOS PÚBLICOS ARGENTINA

    De tomas, asonadas y coparticipaciones

    La semana que hoy termina ha sido, tal vez, la más desafiante para Axel Kicillof desde que ocupa el sillón de Dardo Rocha en la gobernación bonaerense. A una situación ya delicada producto de la propagación del coronavirus en el conurbano bonaerense, el recrudecimiento de la inseguridad y una economía languideciente, se sumaron las tomas de tierras y los reclamos de la Policía Bonaerense.

    En primer lugar, las tomas de tierras aparecieron en la agenda mediática como un conflicto focalizado en las zonas aledañas de Bariloche, en la lejana provincia de Río Negro y asociada a las reivindicaciones de organizaciones que nuclean a pueblos originarios. Sin embargo, con el correr de las semanas, el fenómeno se hizo presente en distintos municipios del conurbano bonaerense, como Presidente Perón, donde se registró la mayor de estas ocupaciones, en la localidad de Guernica.

    Así las cosas, mientras los gobiernos nacional, provincial, municipal y la justicia se debatían en torno a la legitimidad o no de las tomas o respecto a la procedencia de un desalojo, estalló un conflicto en la Policía Bonaerense, en reclamo de mejores salarios y el derecho a la sindicalización. Durante tres días, las fuerzas de seguridad pusieron en vilo al gobierno de Axel Kicillof, cuestionando la autoridad del Ministro de Seguridad, Sergio Berni e hicieron sonar sus sirenas en las puertas de la Quinta de Olivos.

    La semana que termina fue la más desafiante para Axel Kicillof desde que ocupa el sillón de Dardo Rocha en la gobernación bonaerense.

     

    Ante el riesgo de que el conflicto se prolongue y se propague a otras provincias, el presidente Alberto Fernández intervino y en las primeras horas de la noche del miércoles, anunció una quita de los fondos coparticipados a la Ciudad de Buenos Aires, para financiar los aumentos salariales de la policía.

    Por estas horas, no está claro si el presidente, en aras de apagar el incendio, provocó una inundación, ya que por un lado el Jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta anunció que recurrirá a la Corte para frenar la quita y, por otro, algunos sindicatos estatales de la provincia de Buenos Aires han comenzado a pedir sus propios aumentos. Queda en el aire la pregunta: ¿Qué hará Rodríguez Larreta cuando sea convocado a Olivos el 20 de septiembre para evaluar la continuidad del aisalmiento social obligatorio?.