es
    DE ASUNTOS PÚBLICOS ARGENTINA

    Argentina ratifica el rumbo elegido en 2015

    En las elecciones primarias, el espacio del Presidente Macri fue el más votado a nivel nacional. Sin embargo, Cristina Kirchner y el candidato oficial en la provincia de Buenos Aires, obtienen casi la misma cantidad de votos en el principal distrito del país. Los comicios generales que definirán la distribución de bancas en el Congreso se realizarán en octubre.

    Sistema electoral

    • Desde 2013, la Argentina celebra elecciones primarias: todos los partidos que desean competir por cargos electivos deben concurrir a esta instancia.
    • Las elecciones primarias de todos los partidos se realizan el mismo día y todos los argentinos están obligados a sufragar.
    • Sin embargo, no todas las fuerzas presentan más de una opción en esta etapa por lo que estos comicios funcionan como un “censo” que muestran el humor social y anticipan lo que puede suceder dos meses después en las elecciones generales.
    • En octubre, los argentinos votarán para renovar la mitad de la Cámara de Diputados (127 congresistas) y un tercio del Senado (24 legisladores). En algunos casos se eligen ambos representantes, y en otros sólo miembros de la Cámara Baja (diputados)

     

    Resultados en los principales distritos del país

    Provincia de Buenos Aires (37% del total del país)

    Cambiemos (Esteban Bullrich): 39,19%

    Unidad Ciudadana (Cristina Kirchner) : 39,11%

    Córdoba (8,7%)

    Cambiemos (Héctor Baldassi): 44,51%

    Unión por Córdoba (Martín Yaryora): 28,58%

    Santa Fe (8,1%)

    Frente Justicialista (Agustín Rossi): 27,87%

    Cambiemos (Albor Cantard): 27,13%

    Ciudad de Buenos Aires (7,5%)

    Vamos Juntos (Elisa Carrió): 49,55%

    Unidad Porteña (Daniel Filmus tras una interna): 20,73%

    Mendoza (4%)

    Cambiemos (Claudia Najul tras una interna): 41,07%

    Frente Somos Mendoza (Juan Jofré tras una interna): 33,20%

    Primeras conclusiones

    Respaldo al Gobierno. A menos de dos años de haber asumido y luego de haber tomado algunas medidas impopulares para ordenar la economía, como el ajuste de tarifas públicas, el Gobierno fue apoyado por la mayoría de los argentinos. Sus candidatos fueron los más votados en Córdoba (2da en cantidad de habitantes), Ciudad de Buenos Aires (4ta) y Mendoza (5ta). Además, se impuso en distritos tradicionalmente adversos como San Luis, Entre Ríos y Santa Cruz.

    Se acentúa la polarización. En la provincia de Buenos Aires, donde vota el 37% de los argentinos, casi el 70% se inclinó por el candidato de Macri (Esteban Bullrich) o por Cristina Kirchner. La primera opción que no está identificada ni con la administración actual ni con la anterior finalizó tercera con menos del 15% de los votos (Sergio Massa).

    Polémico empate técnico en la Provincia de Buenos Aires. Al iniciarse el escrutinio en el distrito más poblado, el candidato del Gobierno derrotaba por 6 puntos a Cristina Kirchner (37 a 31%). Cuando la ventaja se redujo a 0,28%, se frenó la carga de datos. Por eso, tanto los dirigentes de la gestión actual como de la anterior se adjudican la victoria. Con 9 millones de votos emitidos, solo 7 mil votos separan a uno de otro candidato. Para conocer quien ganó, habrá que esperar al recuento definitivo que empieza el miércoles y finaliza dentro de dos semanas aproximadamente.

    Ganadores y perdedores

    Ganadores:
    María Eugenia Vidal: la gobernadora de la provincia de Buenos Aires salió al rescate del candidato del oficialismo cuando las encuestas eran adversas en las últimas semanas de campaña y logró que Bullrich – con apenas un 60% de nivel de conocimiento en el distrito – equiparara la performance de la ex presidente Cristina Kirchner. Es la dirigente política con mejor imagen a nivel nacional y podría suceder a Macri en 2019 (aunque todavía puede presentarse una vez más como Presidente), si bien niega públicamente que tenga intenciones de hacerlo.

    Elisa Carrió: una de las mentoras de la coalición “Cambiemos”, obtuvo casi el 50% de los votos en la Ciudad de Buenos Aires. Apadrinada por el alcalde – Horacio Rodríguez Larreta, sucesor de Macri – le sacó casi 30 puntos de ventaja a la segunda fuerza (Unidad Porteña – 20,73%).

    Agustin Rossi: ex ministro del gobierno de Cristina Kirchner, ganó la interna del Partido Justicialista en la provincia de Santa Fe, distrito desfavorable para el Peronismo. Su espacio fue el más votado en el distrito; en octubre tendrá el desafío lograr de que no se disperse el voto que sacaron otros candidatos dentro de su espacio.

    Perdedores:
    Sergio Massa: fue víctima de la polarización en la provincia de Buenos Aires: finalizó 3ro con menos del 15% de los votos. De repetirse estos resultados, quedaría afuera del Congreso y relegado para la carrera presidencial de 2019 (en 2015, había salido 3ro con 21% de votos a nivel nacional).

    Martin Lousteau: en 2015 había perdido con el actual alcalde en un disputado balotaje (51,6 a 48,4%). Luego fue deisgnado por Macri como Embajador en Estados Unidos. Hace pocos meses retornó el país para ser oposición de Larreta en la Ciudad. En esta oportunidad apenas cosechó el 13% de los votos, poco para alguien con intenciones de competir con el alcalde actual en 2019.

    Juan Schiaretti. El gobernador de Córdoba sufrió un duro revés: su espacio quedó a 16 puntos de “Cambiemos” (44 a 28). La derrota lo margina de la posibilidad de liderar un espacio opositor peronista a nivel nacional.

    Mirando el Congreso

    Senado. Ocho provincias eligen a sus 3 senadores (24 bancas en total) en octubre. De repetirse estos resultados, Cambiemos ganaría en 4 y quedaría segundo en otras 4. De esta manera, se llevaría la mitad de las bancas en juego (12) y ampliaría su representación a 27 senadores, quedando a 10 bancas del quórum propio.

    Diputados. Se renueva la mitad de la Cámara (127 bancas). Si en octubre no hay modificaciones sustanciales, el oficialismo pasaría de 85 a 104 o 105 diputados propios. Sin embargo, este crecimiento no le permitiría contar con quórum propio (129 legisladores) por lo que deberá conversar con otras fuerzas. A lo sumo, lo cual no es menor, tendría menos bloques con los que negociar proyectos de ley de acuerdo a estas tendencias.

    Congreso 2017-19.
    A pesar de que el Gobierno amplía su representación tanto en el Senado como en Diputados, no logrará dominar ninguna de las dos Cámaras del Congreso hasta 2019, cuando se celebren nuevamente elecciones presidenciales y renovación de bancas en el Parlamento.

     

    Declaraciones de Mauricio Macri

    • “Esta generación va a cambiar la historia para siempre. Estamos empezando a recorrer los veinte mejores años de la Argentina”.
    • “A pesar de que la economía arrancó y de que la inflación está bajando, sé que este arranque económico a muchos argentinos no le ha llegado. Estos 19 meses han sido muy difíciles, hemos tenido que tomar decisiones muy difíciles”
    • (A la oposición) “Les pido un poco de humildad. Es increíble que todo lo que propongamos esté mal para ellos”

    Declaraciones de Cristina Kirchner

    • “Hemos ganado las elecciones en la provincia de Buenos Aires”
    • “De cada tres ciudadanos, dos le dijeron ‘no al ajuste’, ese que quieren disfrazar con la palabra ‘cambio’ o ‘reforma’, que todos sabemos que es el más brutal ajuste”
    • “Por más destratos que sufro a diario por las autoridades, no me van a hacer torcer el camino”

     

    De cara a octubre

    Voto “útil”. Los votantes de candidatos con pocas chances de ingresar al Congreso podrían migrar a opciones más atractivas. Por ejemplo, en la provincia de Buenos Aires, donde el margen fue muy estrecho, los seguidores de Massa (3°) y Randazzo (4°), podrían jugar un rol clave para romper la paridad entre Bullrich (1°) y Cristina Kirchner (2°).

    Porcentajes. Según algunos analistas, entre un 3% y 4% de los votantes de Bullrich y de Kirchner, podrían mutar tu voto en octubre. Mientras que los que votaron a Massa y Randazzo, ese porcentaje toca techos del 75%.

    Participación ciudadana. Si bien fue una elección de medio término en la cual no había prácticamente internas, la gente se volcó a las urnas por encima de las expectivas de mucho, Llegó a casi el 75% y se prevé que se sume otro 5% más por lo menos en octubre. Estos “nuevos votantes” también serán determinantes para los números finales de las generales.

    Mejora de la economía. El Gobierno confía en que para octubre podrá mostrar señales de crecimiento consistente, que las mejoras en indicadores macroeconómicos que asoman con tibieza en agosto ya se perciban con solidez en el bolsillo de los ciudadanos dentro de dos meses. Salir de la recesión y que eso quede en evidencia es el próximo paso. Se espera que el Banco Central además, tenga que intervenir menos en el mercado para que el dólar se acomode sólo y no supere en las próximas semanas los $18 actuales.

     

    Las elecciones generales se realizarán el domingo 22 de octubre. La campaña electoral se reiniciará el 17 de septiembre.