En el día de ayer, desde LLYC organizamos un webinar en base a la pregunta: ¿Cómo trabajar con una nueva normalidad y cómo hacer negocios en este momento?

Para abordar el interrogante, conversamos con tres CEOs de empresas líderes para compartir cómo se encuentran trabajando para dirigir negocios con restricciones sanitarias y presión de resultados. Los speakers fueron: Silvia Bulla. CEO de DuPont. Diego Bustos. Gerente General de Grupo Bimbo. Pablo de Lazzari. CEO de José M. Alladio e Hijos S.A.

A continuación, un resumen de lo más destacado:

LIDERAZGO Y CRISIS

  • Silvia Bulla aseguró que es fundamental ser solidarios con la comunidad en la que estamos. Tenemos que ser productivos, efectivos y lograr resultados para bien de la cadena para la que trabajamos y para las comunidades.
  • Diego Bustos contó que uno de los cambios más importantes en materia de liderazgo fue aumentar al máximo la contención, escuchar a la gente y saber cuáles eran sus preocupaciones, independientemente de las reglas tradicionales para cuidar a sus colaboradores.
    • «Hoy estamos sobresaturados de información sobre el Covid-19, entonces hay mucho trabajo para explicar lo que realmente es y dar elementos para que la gente se sienta segura. Hoy esa cercanía y presencia de todos nosotros es extremadamente importante» comentó Bustos.
    • «Es fundamental ser conscientes de la importancia de la resiliencia. Asumir que lo que a veces venía funcionando, ahora no funciona más. Es algo inédito para la forma de administrar empresas».
  • Por su parte, Pablo de Lazzari destacó que los líderes deben empezar trabajando para contenerse a sí mismos, balanceando sus emociones, para luego poder ser referentes para su equipo en este contexto tan difícil.

ADAPTACIÓN AL TRABAJO REMOTO

  • Si bien había empresas mejor preparadas que otras para pasar al modelo de trabajo remoto, hasta DuPont, que ya implementaba el Home Office varios días a la semana para muchos de sus empleados -según contó Silvia Bulla-, tuvo que adaptar sistemas y plataformas para que todos puedan trabajar de manera remota al mismo tiempo.
  • Según Pablo de Lazzari, la nueva dinámica aumentó la capacidad de control de diferentes temas, contrario a la creencia de muchos. La adaptación al Home Office obligatorio logró «aceitar» las vías de comunicación entre equipos y con clientes y proveedores para sobrevivir al cambio.
  • Los tres ejecutivos coincidieron en que el cambio de paradigma les permitió ver los beneficios que brinda el Home Office para todos y para la empresa. La crisis llevó a modernizar los procesos a través del trabajo a distancia y trajo un cambio cultural y tecnológico que llegó para quedarse.

CAMBIOS EN LA TOMA DE DECISIONES

  • Los CEOs coincidieron en que en este momento todas las decisiones son difíciles y el equipo ayuda mucho. Los líderes ahora son una especie de «coordinadores» y «coaches» para gerentes y segundas líneas, que tienen un rol más importante en este proceso de decisión.
  • Es una época para encontrar soluciones creativas y definir temas postergables, para usar la energía en las decisiones más importantes del momento y hacerlo con rapidez.
  • También los hábitos de consumo están cambiando y eso obliga a transformar la forma de tomar decisiones. Un sistema que se manejaba centralizado en el equipo directivo y con periodicidad mensual o trimestral incorporó a segundas líneas y debió hacerse más frecuente, producto de la coyuntura.
  • El contexto lleva a repensar muchos modelos de negocios, pero hay que esperar que llegue la normalidad para poder poner en marcha ese proceso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *