A días de la salida de Mauricio Macri de la presidencia y con la atención mediática centrada en tratar de anticipar la política económica y las designaciones de Alberto Fernández, el tablero político se reacomoda con disimulo. Tal es el caso de Emilio Monzó, presidente saliente de de la Cámara de Diputados, luego de haber sido Ministro de Gobierno y armador político de Macri cuando este era Jefe de Gobierno porteño (2011-2015) con ambiciones nacionales.

Ayer Emilio Monzó en el acto de Florencio Varela.

Defensor de la política tradicional, “la rosca”, en tiempos donde la comunicación política descafeinada promovida desde la Casa Rosada se llevaba el protagonismo, Monzó perdió su lugar e influencia en la mesa política del presidente Macri. Una situación similar se dio en la provincia de Buenos Aires, su territorio natural, luego de haber sido intendente de Carlos Tejedor (2003-2007), Ministro de Asuntos Agrarios de Daniel Scioli (2008-2009) y hacedor del desembarco de PRO en la provincia, para posicionar a María Eugenia Vidal. Allí, una vez instalada Vidal en La Plata, Monzó fue relegado a tal punto que el otrora hacedor de reyes, no tuvo voz en el armado de las listas bonaerenses de 2019, donde imperó la lapicera de la gobernadora.

Ayer, mientras en la Casa Rosada y La Plata se armaban las valijas, Emilio Monzó volvío a la provincia con un acto en un galpón en Florencio Varela. ¿Habrá sido este el primer paso en una larga marcha hacia la candidatura por la gobernación bonaerense en 2023?. Según informa hoy Infobae, “Monzó pretende tejer un acuerdo con Rodríguez Larreta, el reelecto jefe de la Ciudad. La alianza, según analizan en el entorno del diputado, estaría destinada a apuntalar el proyecto nacional del jefe de Gobierno a cambio de apoyo a la candidatura bonaerense del saliente presidente de Diputados”.

Defensor de la política tradicional, “la rosca”, en tiempos donde la comunicación política descafeinada promovida desde la Casa Rosada se llevaba el protagonismo, Monzó perdió su lugar e influencia en la mesa política del presidente Macri.

Así, con el peronismo de vuelta en el poder, y el PRO retraído sobre su bastión tradicional, la historia parece volver a repetirse. Como sonaba ayer Ciro y los Persas en aquel galpón de Florencio Varela “Qué placer verte otra vez, nos decimos sin hablar, hoy todo vuelve a empezar y será lo que ya fue”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *