Caída del peso, escalada del riesgo país, pánico en los mercados financieros y un gobierno cuya credibilidad parece devaluarse tanto como el peso, fueron algunos de los hechos que se combinaron el día de ayer, en una jornada de furia, transmitida en el minuto a minuto por los medios televisivos.

La Argentina está al borde“, tituló el Financial Times un artículo dedicado a analizar la situación económica y política del país. “Con una crisis financiera extendida y habiendo accedido al mayor programa del FMI en la historia, y frente a la elección presidencial de octubre, su administración [referida a la de Mauricio Macri] está fracasando en lidiar con la volatilidad del mercado y en mantener contentos a los electores” aseveró el diario inglés.

Lo paradoja de este cuadro yace  en que los mercados, en el afán de protegerse del riesgo argentino, toman decisiones que preservan su capital, pero empujan al país hacia ese escenario que tanto se busca evitar. La profecía autocumplida.

Un auténtico jueves negro pareció ceñirse sobre el país. El alivio que buscó generar el Plan Otoño, como se bautizó al congelamiento de la actual banda cambiaria hasta fin de año, y a la serie de medidas anunciadas la semana pasada, dirigidas a aliviar el bolsillo de los argentinos, parece haberse esfumado.

“Los mercados dudan de que los argentinos estemos pensando en volver atrás” diagnosticó ayer el presidente Macri en una entrevista radial. Sucede que la reciente difusión de sondeos electorales que ubican a Cristina Fernández de Kirchner derrotando a Cambiemos en un balotaje, y la incertidumbre respecto a la capacidad de pago de la deuda externa argentina, más allá de 2019, han generado pánico en el mundo financiero. Lo paradoja de este cuadro yace  en que los mercados, en el afán de protegerse del riesgo argentino, toman decisiones que preservan su capital, pero empujan al país hacia ese escenario que tanto se busca evitar. La profecía autocumplida.

La sucesión de Alerta, Urgente, y Última Noticia que se dio ayer jueves en los diferentes canales de noticias, confirman lo ya evidente. El 2019 será un año largo, y la batalla por la economía tendrá al gobierno en ciernes día tras día, en su larga marcha a las elecciones de octubre.

Por estas horas, con la aversión al riego de los mercados, y un panorama electoral que se muestra esquivo y desafiante, reaparece en la agenda el Plan V. Si bien la discusión parecía haberse superado, el círculo rojo vuelve a poner la eventual candidatura presidencial de María Eugenia Vidal sobre la mesa. Marcos Peña se apura en ratificar la reelección de Mauricio Macri, y Durán Barba asevera que “en el concurso de los menos malos, claramente ganamos”.

Así están las cosas hoy en Argentina, el gobierno del cambio cultural, la modernización del Estado, la inserción al mundo, y la productividad, se contenta ahora con imponerse en las urnas no por sus virtudes, sino por la resignación de los votantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *